Social Selling: aumenta las ventas de tu empresa

social-selling.png

El social selling o cómo usar las redes sociales en tu proceso de ventas, no es una nueva técnica y es lo primero que debes saber.

Lo segundo, es que las técnicas de venta han cambiado muchísimo y aquellas como las llamadas en frío, el puerta a puerta, demostraciones o envíos de email recurrentes no solo han quedado obsoletas, sino que también han sido categorizadas como invasivas, lo que ha llegado a provocar el rechazo de los compradores. Entonces, ¿por qué seguir usándolas?

Redes Sociales en el proceso de venta

Debes ser consciente de que la venta 2.0 llegó y lo hizo para quedarse. Y con ella nuevas técnicas de venta como el social selling. Al comienzo de este post te contábamos que no se trata de un proceso novedoso, sino más bien lo contrario. Y es que el social selling está basado en técnicas que ya usaban profesionales de las ventas hace años, incluso con anterioridad a la aparición de las redes sociales. Sorprendente, ¿verdad? Más abajo te contaremos cuál ha sido la evolución de estas al adaptarse al entorno digital.

Antes de mostrarte cuáles son ésas técnicas de las que hablamos, debes tener una idea muy clara y no es otra más que el social selling no significa ni implica vender a través de las redes sociales. Social selling hace referencia al proceso de investigar, conectar e interacturar con nuestros clientes actuales y potenciales en las redes sociales. Y según los expertos, sobre todo en redes como Twitter y LinkedIn, aunque si bien es cierto éstos no hablan de la imposibilidad de usar el resto de canales sociales.

El primer punto a tener en cuenta en social selling es que las redes sociales nos aportan muchísima información sobre nuestros prospectos y clientes actuales, lo que nos permite, sin lugar a dudas, establecer relaciones más estrechas y precisas con estos de cara a futuras ventas.

Para ello se usan técnicas como comentar, intercambiar y compartir mensajes, lo cual aporta valor a los consumidores, da respuesta a sus dudas, consultas o comentarios, además de permitirnos compartir contenido educativo y de calidad.

Otro factor importante en el social selling, y de lo que hay que ser consciente, es que es una técnica que requiere dedicación y tiempo para que todo esfuerzo sean recompensado. Sin olvidar tampoco que no debe confundirse con un exceso de información en las redes sociales, no se trata de bombardear a nuestros clientes con una continua actualización en redes sociales con contenido irrelevante o repetitivo, ya que sería una publicidad tan invasiva como la tradicional.

El social selling, si se aplica correctamente, creará una relación duradera y centrada exclusivamente en el cliente. Además, permitirá crear comunidad en tus perfiles sociales, lo que tendrá una consecuencia más que envidente: el aumento de ventas.

Recuerda también que te ofrecerá la oportunidad de estar presente durante cualquier etapa de compra del cliente e incluso cuando este se encuentre tomando una decisión. Podrás ayudarle, aconsejarle y ofrecerle contenido adicional cuando lo requiera, lo cual supondrá un aumento de la fidelidad de los mismos hacia tu marca hasta tal punto que llegarán a convertirse en tus promotores si su grado de satisfacción es alto.

Como puedes comprobar, con el social selling todo son ventajas, una técnica bien aplicada solo puede traer beneficios entre los destacarán, además del aumento de tus ventas, el nivel del influencia y reputación de tu marca. ¿A qué esperas entonces para aplicar un nuevo método de trabajo en tus redes sociales?

Asistente de Objetivos de Marketing

HubSpot Gold Partner

Suscríbete al blog