Errores más comunes al crear el perfil de un buyer persona

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 13.47.17.png 

El principal objetivo que pretende alcanzar una empresa o negocio cuando realiza una investigación sobre su buyer persona es el de entender mejor o conocer cuáles son sus necesidades. Por este motivo se estudian cuestiones tan básicas como cuál es su presupuesto; en qué industria trabaja; qué actividad tiene en las redes sociales, cuáles son sus gustos o aficiones,… Para, posteriormente, usar esta información tan valiosa en la elaboración de un contenido que les resulte atractivo al mismo tiempo que cumple una función educativa.

Sin embargo, no se trata de una tarea sencilla y al llevar a cabo un estudio de este tipo suelen encontrar alguna que otra dificultad. Ante todo, a la hora de diferenciar entre qué tipo de clientes les gustaría tener y los que realmente se ajustan a los servicios o productos que ofrecen. Por ello, y para hacerte más sencilla esta tarea, a continuación recogemos unos consejos que te ayudarán a evitar los errores más comunes al crear el perfil de un buyer persona:

Reconoce a tu buyer persona

El buyer persona de tu negocio o empresa debe estar basado e inspirado por completo en tus mejores clientes actuales, es decir, en aquellos que requieren tus servicios o productos con bastante asiduidad.

En este sentido sería un error pensar en un posible cliente, el cual desearías que gastase elevadas cifras de dinero en tu negocio. Pues si éste no refleja realmente a quienes utilizan tus servicios, no estarás construyendo el perfil correcto de tu buyer persona. Ante todo deberás diferenciar entre el cliente que te gustaría tener y el que realmente tienes.

En relación a este asunto, en el caso de que encuentres dificultades a la hora de encontrar quién es tu cliente, te proponemos que revises el posicionamiento de tu marca en Internet, puesto que si éste es fuerte y el adecuado, deberías estar atrayendo hacia tu negocio a buyer personas que realmente encajan con tus servicios y el coste de los mismos entre otras cuestiones como la filosofía de la empresa o los procesos de venta.

Limita las características de tu buyer persona

A la hora de eleborar el perfil de tu buyer persona probablemente prefieras que éste se asemeje a tus clientes reales, desde el dinero que gastan en tu negocio hasta el número de visitas que hagan a tu página web o el modo de interactuar con tus redes sociales. Sin embargo, esto no sería lo más acertado en tu estudio, ya que el perfil del buyer persona debería reflejar las actitudes, los comportamientos, las motivaciones y las preferencias de un conjunto de individuos, en lugar de ser la imagen real de ésa persona que te gustaría que fuera tu cliente. 

No crear demasiados perfiles

No puedes olvidar que tus clientes son más parecidos de lo que te imaginas. Probablemente tengan problemas parecidos y tomen decisiones de modos similares. Y aunque a la hora de elaborar el perfil de tu buyer persona quieras ser demasiado específico y detallado, debes tener en cuenta que muchos aspectos que puedan diferenciarlos serán con seguridad bastante triviales.

De este modo, si realmente no puedes identificar con facilidad a tus buyer personas y resumir los rasgos que los convierten en tales es por que no estás haciendo el estudio de la forma adecuada.

Así pues, te recomendamos también que comiences creando un solo perfil y conforme vaya creciendo tu negocio continues elaborando otros en función a las nuevas necesidades y comportamientos que vayas detectando en tus clientes.

Creación colectiva del perfil

Elabora el perfil de tu buyer persona teniendo en cuenta al equipo de tu negocio, pues atención al cliente, consultores u otro personal son al fin y al cabo quienes están permanentemente en contacto con tus buyer personas. Por lo que la información que estos te puedan aportar a la hora de realizar tu estudio será imprescindible.

Al mismo tiempo, tener alguna que otra entrevista con tus clientes actuales e incluso con ex clientes te será también de gran utilidad para conocer sus perfiles y los procesos de compra. Ante todo deberás alejarte de ideas preconcebidas y basarte en datos e informaciones reales. Para ello, y para ayudarte a acortar el proceso de investigación o reducir el número de encuentros con tus clientes actuales, podrás poner en marcha en tu página web alguna que otra página de destino o landing page en la que recoger a través de formularios alguna que otra información extra.

eBook Inbound Marketing B2B

Somos Partner de HubSpot Silver

Suscríbete al blog